Durante la última década, muchos minoristas tradicionales han luchado para encontrar formas de mantener o aumentar las ganancias y el compromiso en la tienda.

La pequeña y mediana empresa sigue enfrentando muchos desafíos, quizás el mayor de ellos es modificar el comportamiento del cliente para que los compradores pasen más tiempo en las tiendas. Una herramienta esencial para que los comercios puedan abordar y superar estos desafíos y comunicar a sus clientes potenciales los artículos y ofertas destacadas para aumentar así sus ventas, es la cartelería digital.

Esta solución, que combina un contenido atractivo , permite a los comerciantes ofrecer contenido dirigido e impactante, al mismo tiempo que reducen el gasto en otros soportes publicitarios.